Rompiendo muros para fomentar el tejido empresarial

El pasado lunes tuve la suerte de asistir a un encuentro, con aforo limitado de 40 personas y organizado por la Asociación ISA, en la que Leena Taimi, Directora Global de Operaciones de Nokia, nos habló de cómo atraer profesionales extranjeros a una ciudad con un limitado tejido empresarial: Sevilla.

Antes de continuar os quiero presentar a las dos protagonistas. Leena Taimi es finlandesa y vive en Sevilla desde 1999. Coordina mediante videoconferencias a un equipo de 9.000 personas repartidas por todo el mundo, a través de un despacho situado en el centro de uno de los cascos antiguos más grandes que existen: el de la ciudad de Sevilla. Además de coordinar a su equipo desde ese lugar, revisa el estado de las fábricas de Nokia a través de robots motorizados que pasan a ser sus ojos, y que maneja mediante control remoto.

Leena Taimi, Directora Global de Operaciones de Nokia.

La ciudad de Sevilla, con casi 700.000 habitantes, es la capital de una de las comunidades autónomas más desfavorecidas de España. Es un lugar con un gran arraigo a las tradiciones, en la que el tejido empresarial es reducido, sobretodo si lo comparamos con las principales ciudades de España. Aunque es la cuna de grandes personalidades como los pintores Velazquez o Murillo, escritores como Vicente Aleixandre (Nobel de literatura en 1977), científicos como Manuel Losada (Premio Príncipe de Asturias, entre otros), o innovadores como la creadora de “Indysis” Pilar Manchón; esta ciudad arrastra un lastre. Una imagen exterior de vagancia y farándula poco merecida, que todavía se explota a través de algunos medios de comunicación y de incluso personalidades políticas, ha calado en la sociedad sevillana y andaluza, haciendo que a veces olvide el gran potencial que tiene: talento, capacidad de esfuerzo e imaginación.

Sevilla. Metropol Parasol, o “Las setas de la Encarnación”.

Leena Taimi comentó que las grandes carencias de Sevilla para atraer a profesionales extranjeros se pueden englobar en “Las dos C”: Cultura y Conexiones.

  • Cultura para entender nuevas formas de trabajar.
  • Cultura global general. Mirar más allá de nuestra propia realidad.
  • Conexiones de internet de calidad.
  • Conexiones físicas con el resto del Mundo.

Ahora dejemos de hablar de Sevilla y centrémonos en el mundo en general. Sinceramente creo que estamos viviendo un momento fabuloso para la generación de nuevas empresas, pero para ello hay que cambiar la perspectiva. Cuando escuchaba el debate generado por la charla de Leena Taimi, sobre los muros que debíamos romper, no hacía más que pensar que yo no veía el muro por ningún lado. Más bien veía una puerta abierta por la que debíamos decidir si queríamos pasar, o preferíamos quedarnos parados en el sitio donde estábamos. Esa puerta es común para todos: sevillanos o no.

Hoy en día tenemos las mayores facilidades del mundo para crear un negocio. Eso sí, necesitamos acceso a internet. Talal Benjelloun, co-fundador de Glamping Hub, confirmaba en una entrevista que básicamente necesitaron un ordenador para comenzar un negocio online que a día de hoy tiene una base de datos de más de 8.000 alojamientos de lujo en entornos rurales. Por cierto, con sede en Sevilla. Y seguro que ya sabéis una cosa: hay un sinfín de herramientas gratuitas para crear páginas web de forma sencilla e intuitiva, como Wix o WordPress.

Además, gracias a internet, cuando creamos negocios digitales podemos acceder a clientes de cualquier lugar. ¿Has probado alguna vez los anuncios de Facebook? Gracias a ellos podemos cribar por edad, sexo, localización, gustos… afinando al máximo el lanzamiento de nuestras campañas de marketing.

Existen, a disposición de todos, herramientas gratuitas de generación de métricas para plantear nuevas estrategias como Google Analytics, o freemium como Mixpanel. Podemos encontrar rápidamente contenidos de interés que alimenten nuestras redes mediante Google Alerts, programar las publicaciones en nuestras redes sociales mediante Hootsuite, o enviar newsletter fantásticas a través de Mailchimp.

Además, podemos trabajar de forma telemática gracias a Google Drive, Hangout, Skype

Vale… ¿y la financiación?. Estamos de enhorabuena: vivimos en un momento en el que ya no es necesario solicitar préstamos a bancos o dejar secas nuestras cuentas o las de nuestros familiares para lanzar un proyecto. Sólo necesitamos hacer que nuestros clientes deseen lo que les ofrecemos. Estoy hablando del crowdfunding. Es, de hecho, una alternativa doblemente buena, porque cuando lanzamos una campaña, a la vez estamos testeando nuestro producto. Si no conseguimos el objetivo, significa que nuestro proyecto no estaba bien planteado… ¡Menos mal entonces que no llegamos a pedir financiación! Y si conseguimos el objetivo, no solamente tendremos el dinero, sino también a nuestros primeros clientes. Hay un sinfín de plataformas de crowdfunding. Por ejemplo: Kickstarter, Indiegogo, Ulule, y un largo etcétera.

¿Sabíais que Design Thinking en Español terminó siendo una realidad gracias al crowdfunding?. Hoy nuestro proyecto es la plataforma líder en difusión de información sobre el método en Español, con más de 100.000 páginas vistas al mes de más de 120 países. Aunque uno de los proyectos más famosos financiados mediante crowdfunding fue el de Zack Brown, que consiguió más de 55.000$ para hacer una ensalada de patata.

Zack Brown ofrecía como recompensa, gritar en alto el nombre de sus patrocinadores mientras hacía la ensalada XD

Lo que no nos da internet, y sí debemos alimentar, es la capacidad de esfuerzo, las ganas de superación, el tesón, el optimismo, y una lista de cualidades que necesita cualquier emprendedor.

En el coloquio con Leena Taimi nos preguntábamos qué era necesario para romper esos muros que frenaban el crecimiento del tejido empresarial de Sevilla. Yo diría, y esto puede extrapolarse a cualquier lugar, que necesitamos personas que transmitan que otras formas de hacer negocios son posibles, que salgan y amplíen su cultura, pero que vuelvan a la tierra y creen conexiones entre los otros aventureros que están generando cambios. Para inspirar a las personas que todavía ven un muro, en vez de esa puerta abierta, que espera a ser traspasada.

 

 

Si te gusta...¡Comparte!Email this to someoneShare on FacebookShare on Google+Tweet about this on TwitterShare on LinkedIn
The following two tabs change content below.
Soy Rocío. Me apasiona el diseño y la innovación, crear y compartir. Aunque oficialmente soy arquitecta y máster en diseño de producto, me gusta definirme como "solucionadora de problemas".

2 thoughts on “Rompiendo muros para fomentar el tejido empresarial

  1. me encantan las reflexiones que has hecho y escrito y el positivismo de tu articulo! Gracias por COMPARTIR tus conocimientos para romper muros y estar mejor CONECTADOS!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *