portada-diferencias-entre-innovacion-y-mejora-continua

Diferencias entre innovación y mejora continua

Hace años que se hizo extensivo el concepto «Océano Rojo», donde las empresas luchan en un mar teñido de sangre, por quedarse con parte del pastel que representa el mercado. En esa línea, no dejamos de escuchar lo fundamental que es estar en continuo cambio, mejorando, innovando y buscando soluciones a nuestros problemas empresariales, para superar a nuestra competencia directa.

Ese es el motivo por el cual, innovación y mejora continua forman parte del vocabulario de cualquier persona que se mueva en el ámbito empresarial hoy en día. Pueden parecer términos similares, pero no es así. Algunas personas no aprecian la importancia de distinguirlos, por lo que no son conscientes de lo distintos que pueden ser.

A continuación, te explicamos qué es innovación y qué es mejora continua.

¿Qué es innovación?

El término innovación hace referencia a la acción o proceso de generar cambios significativos en cualquier elemento, que produzca la creación de uno nuevo. Se puede hacer uniendo conocimientos existentes con la generación nuevos conocimientos, creando conexiones entre elementos. Otras veces, simplemente se innova trasladando conocimientos existentes a otros sectores. A continuación te mostramos un ejemplo.

Ejemplo de innovación conectando dos productos existentes.

Si profundizamos en el término innovación, podemos definirlo como la creación de un producto, servicio o proceso exitoso, que crea tanto valor en los usuarios, que conlleva un gran beneficio económico para la entidad que lo impulse.

Para conseguir una idea innovadora, debemos conocer las necesidades de los usuarios, encontrar una manera de hacerla factible a nivel tecnológico y generar un nuevo modelo de negocio viable que la gestione, tal y como refleja en el siguiente gráfico del concepto de innovación Tim Brown, CEO de la consultora IDEO.

Si quieres incluir esta imagen en tu web, copia y pega el siguiente código en tu HTML. Haz click en el código y se copiará en tu portapapeles. Recuerda nombrar a la fuente en el pie de imagen, con enlace al sitio de origen si la utilizas.

<a href="https://blog.dinngo.es/diferencias-entre-innovacion-y-mejora-continua/"><img src="https://dinngolab.es/recursos/diagrama-innovacion-tim-brown-dinngo-lab.png" style="width:100%; height:auto;"></a><p style="font-size:12px; font-family:sans-serif;">Esta obra está bajo una <a href="https://creativecommons.org/licenses/by-nc-nd/4.0/">licencia de Creative Commons Reconocimiento-NoComercial-SinObraDerivada 4.0 Internacional</a>, registrada por <a href="https://dinngolab.es/">Dinngo Lab<a>.</p>

Como puedes apreciar en esta definición, la innovación puede aplicarse en cualquier tipo de solución y no necesariamente tiene que ser tecnología digital. Sin embargo, actualmente, solemos asociar la innovación al ámbito digital. En el siguiente vídeo te explicamos por qué esta afirmación es un mito.

Después de esta aclaración, verificarás que la innovación puede suceder en cualquier contexto. Para crear productos, servicios, procesos o modelos de negocios innovadores no es necesario aplicarles una capa de tecnología digital. Tampoco es necesaria una inversión monetaria grande, ser una persona con gran experiencia en el sector empresarial o, incluso, acertar a la primera. Puedes ver otros vídeos que rompen estos mitos en este enlace a nuestro canal de Youtube.

En definitiva, como ya te comentamos en el artículo «Diferencias entre Creatividad e Innovación«, la descripción más generalizada del concepto «Innovación» es la siguiente:

«INNOVACIÓN ES CONVERTIR IDEAS EN NÚMEROS».

INFORMATION WEEK

¿Qué es mejora continua?

La mejora continua es un concepto ligado a la productividad y calidad de productos y procesos. Lo definimos como el proceso sistemático y recurrente que permite recopilar datos, indicadores y criterios de evaluación, para desvelar los niveles de eficiencia de un producto o servicio, conociendo así elementos a los que podemos sacarle potencial y conseguir un producto con más calidad.

Por otro lado, no implica que la mejora continua no pueda intervenir en nuestros procesos de innovación. Es decir, tener un buen sistema de mejora continua proporciona mayor calidad en nuestros procesos de trabajo, generando así pequeñas mejoras en los productos y servicios de nuestra empresa, que se producen de manera continuada en el tiempo, permitiéndonos estar siempre pendientes de la búsqueda de nuevas mejoras.

¿Por qué innovación y mejora continua no son lo mismo?

Llegados a este punto, ya tenemos información suficiente para apreciar la fina línea que hay entre innovación y mejora continua, aparentemente. Ahora te mostramos algunas diferencias claras para que identifiques qué es una innovación y qué es mejora continua.

Con la innovación obtenemos un elemento nuevo, ya sea un producto, un servicio, proceso o modelo de negocio, que aporta un gran valor a los usuarios y revierte en un gran impacto económico, mientras que la mejora continua consiste en el perfeccionamiento de uno de estos elementos, mejorando el funcionamiento de algo ya existente.

El tipo de habilidades que necesitan las personas que intervienen en ambos procesos son distintas. Con la mejora continua necesitamos personas capaces de conseguir los recursos financieros, humanos y tecnológicos que requiere el proyecto. Pero para innovar, además, necesitamos personas capaces de poner en marcha su máximo potencial creativo, el pensamiento divergente o la gestión de la información.

Por último, el riesgo que se conlleva la innovación es mayor al que se corre en la mejora continua, puesto que en el primer caso buscamos producir un cambio diferencial, mientras que, en el segundo, simplemente estamos ejecutando pequeñas variaciones para perfeccionar el proceso. El componente de lo desconocido que aporta la innovación es lo que produce que el riesgo sea mayor.

¿Por qué deben coexistir?

Ahora que sabes diferenciar entre una y otra, comprenderás que es de gran utilidad establecer una estrategia en la que se apliquen ambos conceptos de la mano. La unión de ambas herramientas nos permite sacar el máximo potencial a las grandes ideas, que pueden necesitar actualizaciones a lo largo del tiempo para mantenerse en la cúspide de la ola.

Desde el equipo de Dinngo, trabajamos a diario para crear nuevos contenidos que te ayuden a crear estrategias innovadoras. Por eso, te animamos a que le eches un vistazo a algunas de las técnicas de innovación que tenemos disponible en la web de Dinngo Lab. También puedes obtener un gran número de técnicas para trabajar en equipo con el pack de barajas de técnicas de Design Thinking.

¡A qué esperas! Te deseamos muchas innovaciones y, como mínimo, muchas mejoras continuas 😉

The following two tabs change content below.
¡Hola! Soy Cristina Huertas. Impulso la innovación creando contenidos audiovisuales centrados en las personas con Design Thinking. Responsable de diseño y marketing de Dinngo.